Acoso laboral – Mobbing

Mobbing-Laboral

Partimos de la base que el trabajador tiene Derecho a la integridad física y moral y a no ser tratado de modo degradante (artículo 15 de la Constitución, Derecho Fundamental y también recogido en el artículo 4.2, apartados d y e del Estatuto de los Trabajadores 4.2.d) y 4.2.e).

El acoso laboral o mobbing proviene tanto de acciones de compañeros, jefes o directivos de la empresa y sus manifestaciones son múltiples, desde agresiones físicas, humillaciones, aislamiento del grupo, etc y con el riesgo de que la víctima sufra depresión y ansiedad y sea más sencillo despedirle o que se vaya voluntariamente que poner fin al acoso.

Puede ser causa de extinción del contrato de trabajo. Uno de los problemas es que solucionar las situaciones de acoso puede llevar a tomar decisiones “sencillas” que incluyen deshacerse de la víctima como solución.

Además se trata de un proceso que exige un desarrollo en el tiempo y que no se ve favorecido porque en todo este proceso no suele recibir apoyo en su entorno de trabajo.

Es importante estar asesorado desde que sospeche que está siendo víctima de una situación de acoso, de denigración en la empresa para que la solución legal sea eficaz.