Indemnización despido objetivo

Pago de la indemnización en despido objetivo

Uno de los especiales requisitos del despido objetivo es la necesidad de proceder al pago de la indemnización al mismo tiempo que se notifica.

Junto con la carta que notifica el despido tenemos que recibir (o entregar) la indemnización.

La falta de abono simultáneo de la indemnización hace que el despido sea improcedente.

Tan fácil.

El despido objetivo exige el cumplimiento de los requisitos exigidos por la norma.

La comunicación por escrito.

La existencia de causas suficientemente detalladas.

Podemos cumplir todos los requisitos pero la falta de pago hace el despido improcedente.

Salvo que la empresa acredite su imposiblidad manifiesta de hacer ese pago.

La falta de liquidez no se justifica acreditando en la fecha del despido mediante un extracto de cuenta que no se dispone de esa cantidad.

No sirve porque podemos retirar antes todos los fondos.

Podemos escoger el día en que hemos procedido a hacer otros pagos ese día o los días anteriores.

Lo imprescindible es que la empresa acredite que no puede obtener líquido.

En un hipotético juicio es la empresa la que tiene que probar su falta de liquidez.

Asi lo exige primero que es quien lo alega y segundo el principio de facilidad probatoria.

Tiene que probar quien tiene más fácilmente acceso a la prueba y en cuanto a la situación de liquidez de la empresa es ésta.

No obstante, no podemos llegar al límite de la prueba diabólica o prueba de hechos negativos.

Si hay extractos de cuentas negativos, líneas de crédito o pólizas agotadas, alto nivel de endeudamiento puede entenderse probado.

Por tanto, es importante articular bien la prueba.

Como trabajador, alegaremos que no hay tal falta de liquidez.

Como empresa debemos aportar suficiente acervo probatorio.

Siempre recordemos que el fraude no se presume.

Lo importante: asesorarse.

Consúltenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *