ERTE Y COVID-19

ERTE Y COVID-19

La situación económica derivada del Coronavirus y la paralización progresiva de actividades ha producido un uso masivo de un instrumento temporal de reestructuración del empleo:

El expediente de regulación temporal de empleo.

El Expendiente Temporal de Regulación de Empleo es una autorización temporal para una compañía mediante la que puede suspender uno o varios contratos de trabajo durante un tiempo determinado.

Estas causas son la base del mecanismo legal que regulado en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores que permite suspender los contratos de trabajo o reducir las jornadas laborales de manera temporal cuando atraviesen dificultades económicas, técnicas u organizativas que pongan en riesgo su viabilidad, o por causas de fuerza mayor.

 

Nueva regulación

Esta regulación, que ya existía, se ha visto reformada por el RDL 8/2020 que establece cuando se puede optar aun ERTE por fuerza mayor consecuencia de Coronavirus, abreviando sus plazos y simplificando los trámites; o cuando utilizar un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. ERTE ETOP.

 

Pues bien, la aplicación de estos mecanismos ha encontrado niveles sin comparación.

 

Causas de fuerza mayor:

Básicamente se pretende limitar su aplicación a las actividades paralizadas consecuencia de la declaración del estado de alarma, aunque por el nivel de contagio en la plantilla o imposibilidad de obtener aprovisionamientos por el COVID-19 podremos estar también en presencia de casos de fuerza mayor.

 

No es causa de fuerza mayor:

Por el contrario, que nuestros clientes no compren, paralicen entregas, etc, es una causa productiva, porque la empresa podría mantenerse en marcha.

Ha habido y hay confusión sobre algunos criterios interpretativos, pero básicamente se van a desestimar ERTES por fuerza mayor dudosos.

 

La consecuencia puede ser importante para una empresa que ya está en crisis.

 

¿Y el silencio positivo?

A pesar de que el expediente se entiende aprobado en muchos casos por silencio positivo, no es menos cierto que el gobierno se ha reservado la posibilidad de declararlos fraudulentos y no solo retirar las ayudas, sino sancionar.

 

Está a tiempo de subsanar posibles problemas de su expediente. Asesórese.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *